domingo, 25 de septiembre de 2016

Mauro Calanchina Poncini y el settebello


Los fotógrafos son seres extraños. Ven en cada paisaje una fotografía. No tienen paz. Piensan en ángulos, en la luz (y en las sombras), en el enfoque, los tipos de lente, el color. Y además, por si lo anterior no fuera suficiente: son terriblemente perfeccionistas, los grandes amantes del detalle. Así era Mauro Calanchina, el ciudadano suizo que, en 1972, a sus 20 años, llegó a Guatemala, el país que adoptó como suyo. “Aquí todo tiene sentido; en Suiza todo está hecho”, repetía para explicar porqué él estaba en Guatemala.

El fotógrafo de una época. Si me preguntaran ¿quién fue Mauro? A bote pronto diría que él fue el fotógrafo de la edad de oro de las luchas sociales en Guatemala, cuando muchos pensaron que ahora sí iba a ser posible mover (tan solo unos milímetros, quizá) el curso de nuestra historia. ¿Qué hizo grande a este tiempo? Que la gente salió a las calles a exigir una vida mejor; y se atrevió a hacerlo muy a pesar del implacable terror del Estado.
Las lentes de su cámara fueron testigos del ascenso del ciclo de movilización y la caída, brutal, donde quedaron atrapadas las vidas de miles de guatemaltecos, víctimas del terror, y los sobrevivientes y sus familiares. La nuestra fue una tragedia de grandes proporciones de la que apenas se ha escrito el prólogo. Sus fotos condensan grandes historias de concentraciones, marchas, retratos de gente, funerales que se convertían en manifestaciones. En aquel tiempo –además del miedo– los fotoperiodistas que trabajaban para los diferentes periódicos sabían que –aunque tomaran fotografías– estas nunca llegarían a ser publicadas. Mauro tuvo el valor de estar allí y de publicar sus fotos.
Las fotos de Mauro son imágenes de un pasado que siempre que las miro me interpela. Pareciera como si las mujeres de la foto del CUC (el Comité de Unidad Campesina) en 1980, van reanudar su caminar, a quitarse la pañoleta, y, clavando su mirada en la mía, fueran a decirme: ¿y qué? ¿qué pasó? ¿se dejaron arrebatar sus sueños de un país digno para todos? Uhmm ¡malaya!
Desde Alero, la revista de la Universidad de San Carlos, Mauro llevó adelante una renovación en los estilos del diseño gráfico, las formas de la propaganda, el empleo de la fotografía –siempre en blanco y negro– de alto contraste, los afiches, la innovación en la edición editorial. Desde allí se hizo amigo de aquella generación del secretariado de Oliverio, en 1978. Y junto a Ramírez Amaya y a Roberto Cabrera, con quienes coincidió, hicieron un arte rebelde, contestatario.
Mauro también llevó su arte a los murales de la Universidad. Utilizando un retroproyector, él llevó un nuevo estilo de muralismo, donde cualquiera podía pintar. Hecho a finales de 1978, así fue como se hizo el mural que se halla frente a la sede de la AEU (la Asociación de Estudiantes Universitarios “Oliverio Castañeda de León”), la icónica fotografía del clavel rojo, para algunos la obra maestra de Mauro1.
Su archivo fotográfico se conserva hoy porque Miguel Ángel Sagone, su amigo, lo resguardó por un tiempo, en San José, Costa Rica, y en Ciudad de México. Pero otra parte de ese archivo fue secuestrado, en diciembre de 1985, por las fuerzas de seguridad del Estado de Guatemala.
El militante comunista. Claro, Mauro era un comunista, un militante del PGT (el Partido Guatemalteco del Trabajo), a donde ingresó en 1978. Y en 1981 y 1982, cuando la muerte asolaba las calles de la Ciudad de Guatemala en esos carros sin placas que tragaban y trituraban gente, Mauro continuó, pero se hizo clandestino. Y así fue como Verdad, el periódico del PGT siguió siendo diagramado por Mauro y por un pequeño equipo de militantes.
A principios de 1985, Mauro puso un estudio fotográfico. El estudio estaba ubicado en esa calle que, de la séptima avenida y el Súper 24 de la zona 4, lleva a cuatro grados norte, por donde –hasta en los años noventa– estaba el gimnasio de tae kwon do Dragón Azul. El estudio era en realidad la pantalla de la imprenta del PGT, donde se hacían pasaportes, cédulas, licencias de conducir, y todo tipo de materiales fotográficos, se microfilmaban documentos, se hacía propaganda, lo que fuera. Días antes que el Ejército desmantelara el estudio, en diciembre de 1985, un antiguo militante de varias organizaciones de la insurgencia pero que, desde ese mismo año, tras ser capturado, empezó a trabajar para el Ejército, pasó por el lugar y, para su sorpresa, allí estaba Mauro. Allí también secuestraron al asistente de Mauro en el estudio, un joven militante comunista. En diciembre de ese mismo año, uno de los escuadrones de la muerte del Ejército de Guatemala secuestró, en su casa de la zona 5, a Víctor Fortuny y a su compañera, Silvia Gálvez. Víctor era el responsable del trabajo urbano del PGT y Silvia, la fundadora de UNAMG (la Unión Nacional de Mujeres de Guatemala), era un cuadro muy importante para la organización. Junto a Mauro y a otra militante, ellos cuatro hacían una célula.
El exiliado. Y entonces, en ese diciembre de 1985, mientras los políticos celebraban la llegada de la democracia, la muerte se había acercado más de lo suficiente a Mauro. Era el momento de salir para Ciudad de México. Allí vivió en una vecindad que albergaba unos cuarenta departamentos; y, para ganarse la vida, se dedicó a arreglar radios, televisores, planchas, máquinas de escribir, grabadoras, tocadiscos, limpiar cámaras fotográficas, lo que fuera. Lo único que se demoraba más de la cuenta en salir de aquel pequeño taller improvisado en la pequeña mesa de comedor eran las reparaciones de televisores; lo necesario, para ellos poder ver tele por unos cuantos días.
Su primer año en Ciudad de México no fue nada fácil. Además de no tener en que caerse muerto y de estar en un país extraño, el partido se hallaba en una situación de perplejidad y parálisis. Pero lo más duro era ver cómo el partido no hacía nada por denunciar la desaparición de muchos militantes, amigos y compañeros.
Fue en Ciudad de México donde Mauro, el profesional de la fotografía y el diseño, alcanzó altos brillos. Fue Jefe del Departamento de Diseño de Páginas Web de la SEMARNAT (Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales), y él diseñó la página web de la institución (sus fotos hicieron parte de aquel sitio web); fue Subdirector de la Subdirección de Apoyo Editorial de la Dirección de Materiales Educativos de la SEP (la Secretaría de Educación Pública), donde diseñó y estuvo al cuidado de la edición de los libros y los planes y programas de estudio de primaria y secundaria (sus fotos también ilustraban los libros de texto, esos que el Estado regalaba a los niños); y fue coordinador del área de diseño en computadora de la Dirección Editorial de la Universidad Pedagógica Nacional.
El exiliado que regresa. En 1998 regresó a Guatemala, a hacer lo que sabía hacer, hacer diseños, tomar fotografías, preparar publicaciones, hacer afiches, y hacer sitios web. A pesar de haber desarrollado una sólida carrera profesional en Ciudad de México, no dudó cuando las posibilidades de regresar a Guatemala volvieron a abrirse.
Una tradición familiar. Mauro era la síntesis de su mamá, Anna Poncini, una linotipista del Giornale del Popolo, el periódico de Lugano, donde nació; y de su papá, Orestes Calanchina, un milusos, un hombre campesino, carpintero, que sabía hacer casas, mesas, sillas, muebles, y que reparaba lo que fuera.
Mauro fue siempre un hombre rebelde. Nacido en Suiza, sí, pero nunca le gustaron los relojes, ni los bancos, mucho menos la disciplina o los horarios. En lugar de eso Mauro era un ave nocturna. Su jornada laboral empezaba por las tardes, pero era, ya entrada la noche, y de madrugada, cuando, entre cafés, cigarrillos, y ese ver fijamente la pantalla de la computadora, a través de sus lentes (graduación 175), que la pasión por ese arte de hacer diseños llegaba a su clímax. Mauro sabía lo que era irse a la cama, cansado, de mañana, con la satisfacción de haber terminado un trabajo bien hecho.
Un fin de semana perfecto para Mauro estaba dedicado a hacer un churrasco, con su familia. Todo empezaba empleando una técnica muy conocida para avivar el fuego: usar el secador de pelo. Carne asada que se come con tortilla, y guacamole, escuchando a Pink Floyd, Jimmy Hendrix, Santana, trova, música andina, ver un partido del Milán, su equipo en el calcio, la Liga italiana. Aparte estaba la celebración del cumpleaños de Ximena, su compañera, los 15 de mayo, cuando, durante dos días Mauro se dedicaba a preparar lasaña –desde la masa y las salsas.
Cuando se juntaban con los exiliados en Ciudad de México, Mauro les cantaba a los niños Érase una vez de Paco Ibáñez: esa que habla de un lobito bueno, de una bruja hermosa, y del pirata honrado. Una lección contra los estereotipos que hacen la vida. http://bit.ly/2cJu91R
Con su familia y amigos le gustaba jugar a la escoba italiana, un juego de cartas en el que él no apostaba dinero. Y en ese juego la carta principal es el 7 de oros, el settebello. Esa fue la carta que Mauro se llevó, en el bolsillo de su camisa, el día que murió.
***
Mauro logró escapar, cuando la represión, a la más grande cacería de hombres que ha tenido lugar en la historia de Guatemala; y a su regreso, desde 1998, se rio de las elites del partido, ignorando sus estúpidas batallas, porque él siempre trabajó para todos; pero, sin saberlo, otro adversario, más peligroso, avanzaba adentro de sus células. Y contra este adversario, el cáncer, sí que ya no pudo más. Mauro murió el 26 de septiembre de 2008. Unas de sus últimas palabras, para Ximena, su compañera, fueron: nunca dejes de seguir
buscando a Silvia y a Víctor.
Hasta siempre Mauro. Ya no estás, pero nos quedaron tus fotos, para recordarnos de dónde venimos y que no podemos decir que no se pudo, que no pudimos luchar por esa Guatemala con dignidad, en la que quepamos todos.
***
Aquí pueden pasar a ver algo de sus fotografías: Prensa Comunitaria: “Memoria histórica: la Huelga de Dolores y la fotografía de Mauro Calanchina”. http://bit.ly/2dq05wg Prensa Comunitaria: “Conmemoración del día del estudiante universitario”. http://bit.ly/2d6ENDa H.I.J.O.S. Guatemala: “Muralismo en la USAC: con fotografía de Mauro Calanchina http://bit.ly/2dg8qz8 “El eco del dolor de mucha gente”: http://bit.ly/2d6GFM9. Los documentales: “Homenaje a Mauro Calanchina” de la Asociación Comunicarte: http://bit.ly/2cJpGw4; y otro más: “En memoria de Mauro Calanchina” http://bit.ly/2daRiyH

  1. Sobre la fotografía en que se basa el mural, ver: “El clavel rojo: atributo del mártir revolucionario guatemalteco”, de Erika González León y Juan Carlos Vásquez Medeles, Latinoamérica, 58 (2014): 145-79. http://bit.ly/2ddHIqJ
  2. http://m.elperiodico.com.gt/2016/09/25/domingo/mauro-calanchina-poncini-y-el-settebello/

jueves, 22 de septiembre de 2016

GUATEMALA: PRESIDENTE AL VACÍO



ELMER VELÁSQUEZ

Un gobierno de pactos sociales es la opción.


Ya antes de los vaivenes del júnior y hermano, los analistas presagiaban lo peor para el gobierno actual, escuché de cábalas sobre cuándo caería. Esto me recordó los primeros dos años de Álvaro Colom, presidente que pese a tener partido de respaldo relativamente fuerte, innumerables sectores sociales le apostaban a la caída –otros trabajaban afanosamente para ello– la crisis Rosenberg, selló en ese momento, a juicio de los agoreros, la suerte Álvaro Colom. Va para afuera. No se les cumplió. Álvaro tenía otras condiciones: bancada en el Congreso, operadores políticos capaces en la tarea y militantes de su proyecto político: imbuidos de su razón histórica; y una base popular, cooptada vía transferencias condicionadas, dispuesta a manifestar. Álvaro, tenía, “pedigrí” y recorrido político, muchas horas de vuelo. El presidente Morales tiene muy poco de todo aquello.
Para empezar tiene una bancada, ajustada con especímenes poco presentables. Se dice de ellos, que son capaces de traicionarse a sí mismos. No tienen ideario alguno. Son, una rémora del pasado y la última cohorte del mal. Es decir, en el Congreso, Jimmy, está despoblado. El Gabinete Ministerial, parece una amalgama entre oportunismo e ineptitud, que no ha logrado lanzar una sola propuesta, que valga la pena, salud y finanzas, parece que marcarán diferencia. El resto asemeja una especie de tropa loca. Del partido político de Morales Cabrera, no sale ni ideología, ni propuesta, menos cantera de cuadros. Parece un Comité Cívico, que pasadas las elecciones debe desaparecer. Es decir, que Morales Cabrera, está políticamente solo. Su equipo se reduce a Jafeth Cabrera y un pequeño círculo que, trata de sacar la tarea. Una ventaja de Morales Cabrera, es el apoyo del venerado Señor de Esquipulas de la zona 10, incluso del que vive en Washington, este último hasta nos felicitó en el cumpleaños patrio. Más
cariño imposible.
Para donde voltee Morales Cabrera encuentra soledad, movimientos de silla, sonido de cascabeles; extorsiones de la mara de la novena. La única tabla de salvación probable, es articular pactos sociales, al margen de Ministros, lacayos, rosca militar y mara novena. Se trata de pactos con la sociedad organizada: ya en lo fiscal, desarrollo rural, reforma electoral, constitucional. El modelo educativo y de salud. Un pacto por la ampliación democrática. Rehacer este país no pasa por los políticos de armadura corrupta. Morales Cabrera, decide. O va a la alianza con la sociedad o da un paso al lado y deja que los Movimientos Sociales recompongan a empujones esta sociedad.
http://elperiodico.com.gt/2016/09/22/opinion/presidente-al-vacio/

Guatemala: Cerrar filas antes que sea tarde


MIGUEL ÁNGEL ALBIZURES

El presidente no debe olvidar que cuando se trata de fafa, hay corruptos porque hay corruptores y que ambos deben ser condenados.IMPRIMI

La cólera con que el presidente Jimmy Morales espetó a los medios y a los periodistas la acusación de faferos, nos hace pensar que estaba dispuesto a darle una bofetada al periodista que se le acercara, pero como no pudo hacerlo, se saca de la manga el Decreto Gubernamental de Prevención para restringir elementales derechos ciudadanos y de paso, amenazar con represalias en contra de los medios que, a juicio de los funcionarios, “inciten a la alteración del orden público”. De paso, ata de pies y manos a las organizaciones sindicales que hagan paros o huelgas, a los movimientos de pobladores, a las comunidades, y a todo aquel que proteste, pues si lo hacen, pueden utilizar la fuerza contra ellas.
Guatemala ha tenido dictadores como Rafael Carrera y Ubico y aprendices de dictadores como Serrano y ahora despunta Jimmy Morales, que si lo dejamos hacer, pueden devenir tiempos oscuros que aún estamos a tiempo de evitar con la resistencia pacífica, con el señalamiento de los errores, con el rechazo a las imposiciones y con el ejercicio de los derechos ciudadanos aun bajo la amenaza de represión. Pero este es el papel que tienen que jugar los medios de comunicación, los periodistas y el pueblo. No queremos, ni debemos dejar que metan las manos las cámaras patronales aglutinadas en el CACIF que solo buscan sus intereses, ni las manos y armas de los militares que ya nos han demostrado cómo gobiernan, ni la intervención gringa en este proceso, pues ya lo estamos viendo en el caso venezolano en donde junto con la oligarquía tratan de deponer al Gobierno legalmente electo, y están amenazando con el sobrevuelo de aviones. Este proceso de democratización debe reencauzarlo el pueblo, pues el presidente equivocó el camino desde el momento que asumió el poder.
No negamos que la fafa exista y que muchas veces el pago de la publicidad se utilice para mediatizar un medio o tal como ha sucedido, se recompense por el apoyo en las campañas electorales. Pero eso es una cosa, y el pago de publicidad es otra. Si quería eliminar las pautas publicitarias para ahorrar e invertirlo en salud y educación, simplemente lo hubiera explicado y el pueblo entendería perfectamente la decisión, pues el presidente no debe olvidar que cuando se trata de fafa, hay corruptos porque hay corruptores y que ambos deben ser condenados.
Por ello hay que cerrar filas contra las mordazas y hacer realidad el Artículo 152 de la Constitución “El poder proviene del pueblo. Su ejercicio está sujeto a las limitaciones señaladas por esta Constitución y la ley. Ninguna persona, sector del pueblo, fuerza armada o política, puede arrogarse su ejercicio”. Las aves de rapiña están anidadas en el mismo Gobierno y dan zarpazos porque quieren revivir la época nefasta de los militares que se ensañaron contra la población.

martes, 20 de septiembre de 2016

Documental sobre Berta Cáceres: «Berta Vive»



Berta Cáceres: «Berta Vive»

La madrugada del 3 de marzo de 2016, la defensora de derechos humanos, Berta Cáceres fue asesinada en La Esperanza, Honduras. 

El crimen confirmó lo que Amnistía Internacional había señalado anteriormente, que Honduras es el país del mundo con el mayor número de asesinatos per cápita de defensores de la tierra y el medioambiente.

Hacía unos años, la excoordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) había denunciado que recibía constantes persecuciones y amenazas, debido a su oposición a mega proyectos de explotación y extracción en regiones indígenas, por lo que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ordenó al Estado de Honduras medidas cautelares para proteger su vida, pero la noche en que fue asesinada, no la resguardaba nadie.

Posteriormente el Ministerio Público ordenó la detención del responsable de los Asuntos Sociales y Medioambientales, y al exjefe de Seguridad de la empresa Desarrollos Energéticos SA (DESA), por estar presuntamente involucrados en el crimen.

En 2010 el gobierno de Honduras le otorgó a DESA una licencia para explotar por 20 años el río Gualcarque, en una región indígena del país, donde la comunidad Lenca tiene títulos comunitarios sobre esas tierras. 

Este es un documental realizado en 2016 para la campaña "Defensoras de la Madre Tierra" como un homenaje para Berta Cáceres.

sábado, 17 de septiembre de 2016

El síndrome de Ixcanul: ¿entre realidad y película? – Parte I

El síndrome de Ixcanul: ¿entre realidad y película? – Parte I

Sandra Xinico Batz
El arte al no ser neutral tiene la capacidad de inducirnos, de guiarnos a un fin determinado y el cine es un arte (el “séptimo”, como le dicen). Es ingenuo pensar que las “buenas voluntades” mueven al mundo y que nada es determinado. En un país como Guatemala, hablar, escribir, proyectar, escenificar, (etc.) la vida indígena (ahora) dota de beneficios, claro, cuando no son los indígenas (mismos) quienes con sus demandas estructurales (y sobre todo cuando sus voces emergen de la pobreza, fuera de lo académico, de la fama, o sea, siendo un/a nadie) alzan la voz para ser escuchados. Cuando los pueblos indígenas con su propia voz y a su forma se pronuncian sobre su situación son severamente juzgados, pero cuando se habla sobre ellos con la voz de un no indígena la cosa se transforma, ya no es igual (entonces sí escuchamos).
Vivimos en un país mayoritariamente indígena cuya cultura y complejidad se redujo simplemente a “lo indígena”, haciendo desconocido (casi por completo) su historia y sus formas de concebir y de vivir la vida. El racismo no nos permite reconocernos como culturas distintas sino que partimos de descalificar al otro para sentirnos y hacernos superiores. Este contexto de racismo es lo que hace de Ixcanul una película tan famosa y celebrada en su propia casa (Guatemala) porque aparentemente muestra un pedazo de vida indígena que estamos dispuestos a ver y “entender” únicamente a través de una pantalla, simulando que lo que allí encontramos es real y es toda la “vida indígena”, es más, hasta nos indignamos por su forma de “vivir” e inmediatamente reafirmamos estereotipos inherentes a los indígenas como la pobreza, el alcoholismo, el machismo, el monolingüismo, entre otros.
Sentimos lástima de lo que la pantalla nos traduce como la “situación de la mujer indígena”, dando por hecho que en este país únicamente los indígenas son machistas, consumen alcohol y son pobres y las otras culturas no ¿?, pues ellas si son “desarrolladas”, omitiendo con esto el reconocimiento de problemas estructurales que atraviesan a los distintos pueblos (también al ladino) como el patriarcado, el clasismo, la desigualdad, que no son ajenos a los pueblos mayas y que los hace culturas complejas, no homogéneas, con contradicciones, élites y clases sociales.
He visto Ixcanul fuera de los cines y luego de toda una travesía por encontrarla en uno de los mercados más grandes de la ciudad, así como lo pobres consumimos el séptimo arte en este país, donde no se tiene para comer y mucho menos para ir al cine. La he visto en mi idioma, en kaqchikel, algo que me impactó, pues es mi idioma nato y a pesar de ello no la entendí, el kaqchikel utilizado en los diálogos me pareció inentendible, algo que corroboré con otras personas kaqchikeles que tampoco la entendieron. En ese momento me surge una gran duda, pues uno de los éxitos de la película era precisamente eso, que está en kaqchikel y entonces ¿para quién o quienes está hecha la película?
http://lahora.gt/sindrome-ixcanul-realidad-pelicula-parte-i/

jueves, 15 de septiembre de 2016

GUATEMALA: OBLIGAN AL COLEGIO ALEMÁN A HACER PUBLICA SU SENTENCIA CONDENATORIA MASIVAMENTE.

Screen Shot 2013-09-28 at 2.31.28 PM Colegio Aleman Guatemala, Deutsche Schule
El juez ordena en su sentencia: “La publicación de la presente sentencia, una vez en el diario oficial y una vez en otro diario de mayor circulación; y en la página del sitio web oficialdel colegio alemán y en el perfil oficial de Facebook del colegio alemán de Guatemala por el plazo de tres meses consecutivos.”

“Para que los hechos que hoy se condenan no se vuelvan a repetir y no pasen desapercibidos por la comunidad educativa de Guatemala, se imponen como penas accesorias al sindicado Alvaro Enrique Cano Perez y al tercero civilmente demandado Asociación Alejandro von Humboldt. Adicionalmente, de manera solidaria y mancomunada, los obliga a la colocación de una placa conmemorativa en la entrada principal del Colegio Alemán de Guatemala que plasme lo siguiente, en adición a las publicaciones masivas anteriores:
Este es el encabezado y la parte resolutiva que el colegio debe hacer pública:
SENTENCIA CANO 1SENTENCIA CANO 4SENTENCIA CANO 5SENTENCIA CANO 6
El director es condenado como responsable en grado de autor, del delito consumado de Maltrato contra personas menores de edad, y con el agravante de haber utilizado medio de alta difusión a travéz de correo electrónico y menospreciar su edad.  POR LO TANTO, LE IMPONE LA PENA MAXIMA DE CINCO AÑOS DE PRISION.

DIRECTOR: “NO LE HAGO CASO A LOS TRIBUNALES DE LOS INDIOS”. DESOBEDIENCIA EN VIDEO:
El Director del Colegio Alemán dijo esta famosa frase, y ha sido sorprendido en cámaras y frente a las autoridades Guatemaltecas, viviendo lo que ha promulgado. Tras haber sido notificado oficialmente de ordenes de juez en firme, el director descaradamente NO le hace caso a nuestros tribunales ni autoridades:
“Como director del Colegio Alemán, NO voy a inscribir al alumno. No es posible para mi inscribirlo.”
El Señor Guido Goeser, ex director del Colegio Alemán, optó por fugarse aún con orden de arraigo, para evitar ser juzgado por nuestros jueces, que consideran como él dijo: “los Tribunales de los indios”. Razón por la cual actualmente cuenta con una orden de captura internacional de Interpol. El EX DIRECTOR DE COLEGIO ALEMÁN NECESITA INMUNIDAD Y EL EMBAJADOR SE LA OFRECELa Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso la analizó el 20 Mayo 2016 y la consideró contradictoria, ilegal e ilegitima, al afectar la soberanía e independencia del país.
En el interrogatorio cruzado y bajo juramento ante el juez,  la ex-directora de primaria declaró con respecto a su jefe, el director alemán del Colegio Alemán:
Reproductor de audio
“El no me respetaba como mujer, me acosaba sexualmente, me acosaba por ser guatemalteca, no me respetaba a nivel profesional”
“Decía que mi trabajo era excelente pero que mal que no tenía titulo alemán, que mi trabajo era fantástico, pero que triste que no tenía pasaporte alemán”
“Me hizo insinuaciones sexuales, lo acusé con el consejo”
“Si me va a bajar el sueldo, definitivamente me voy”
LA JUSTICIA ES LENTA, PERO ATRAPA!
https://casocolegioaleman.com/2016/09/12/colegio-tiene-que-hacer-publica-su-sentencia-condenatoria-masivamente/